Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 de abril de 2007

¿Una historia real?


A propósito de las diferencias interculturales y su gestión me gustaría proponeros el siguiente caso y cómo lo solucionaríais.

Estaba impartiendo un curso de negociación a un grupo formado por personas de Estados Unidos, Francia, Alemania, Chequia y España.

Todos ellos realizaban tareas similares; Desarrollar productos y procesos de industrialización. Todos estaban cerca de los 30 años.


Habían terminado de realizar un juego de interpretación de papeles para simular la negociación de un contrato internacional. La negociación no había terminado con éxito.


Mire por toda la habitación y plantee una pregunta a uno de los americanos:

‘¿Qué es un contrato?' Me miró como si yo fuera estúpido. 'Define el acuerdo comercial; Es la Biblia.'

Observé que Pedro, de España, quería intervenir. Negó con la cabeza mirando a su colega americano y, creando una especie de entramado con sus manos delante de su cara, dijo, con pasión: '¡Un contrato es una prisión!'

Uno de los franceses se encogió de hombros y dijo: 'Tienes un montón de cláusulas que pueden interpretarse de muchas maneras diferentes.'

Mientras tanto, los alemanes habían estado discutiendo entre ellos. Uno de ellos dijo: 'Podríamos llamarlo un documento de seguro.' Los checos sonrieron y dijeron que estaban de acuerdo con los alemanes.

En fin, parece mentira pero la percepción de lo que creemos que es objetivo; un contrato, cómo difiere en función de nuestra cultura. Para ponernos de acuerdo debemos siempre aclarar las reglas de trabajo y comunicación. Es decir, establecer una convención y por supuesto conocer a los otros. Si no ...