Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 de mayo de 2008

¿Por qué?

Hola a todos
Preguntar, interrogar es una gran arma. Es -posiblemente- la mejor y más eficiente herramienta del directivo siempre y cuando se esté en un entorno de opiniones no coincidentes.

Pero, hay que saberla utilizar. Hay que tener en cuenta a la otra persona (el empleado, colaborador, ...; sus intereses y expectativas pero no por ello se tiene que dejar de inquirir, preguntar, interrogar, ...

Y tambiçen hay que experar o más bien animar a que los empleados, los colaboradores realicen lo mismo con los propios directivos, sus colegas y porque no con los clientes.

Os lo cuento a propósito de una accion formativa que iniciaré el próximo día 12 de mayo para Sol Melià y que uno de los ejemplos que trabajamos con los mandos intermedios es el siguiente:

El vendedor de camisas
Empleado: ¿En qué puedo ayudarle?
Cliente: Me hace usted el pino, por favor?
_____________________________
Alternativas: (a cual más interesante)
  • Esto no es un circo! (Evidentemente es una respuesta poco comercial, ¿verdad?
  • Hace el pino; al fin y al cabo el cliente siempre tiene la razón. (Estamos seguro de esta extendida aseveración?)
  • ¿Por qué me pide usted eso? (Está claro que le inquirimos al cliente elmotivo de su "extrafalario" deseo, ¿verdad? El cliente nos contesta: "Es que soy payaso, lo hago con frecuencia y las camisas se me caen tapándome la visión. Si tuviera camisas más ajustadas...
En fin, es un ejemplo curioso que lo utilizaremos para -entre risas y bromas- la imporrancia de saber preguntar -de manera educada y correcta- el porqué, los motivos verdaderos de las cosas que en un primer momento nos pueden parecer absurdas o extrañas.

En fin, os seguiremos contando.

3 comentarios :

  1. ¿Sabes el ejemplo de las naranjas? Parece ser que es todo un clásico, porque a mi ya me lo han expuesto en un mínimo de dos clases...

    ResponderEliminar
  2. Hola Carme
    Te refieres al ejercicio que te obliga a decidir entre la piel o el jugo de las naranjas. Tienes razón. Hay muchos ejemplos que se han extendido como la pólvora en las escuelas de negocios y en programas de dirección de personas.

    Envíame tu correo-e a alex@myadriapolis.net, por favor y de esta manera estamos en contacto
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Hola Àlex,

    Esta entrada me ha hecho pensar. Le dedico el post http://rrhhyestrategia.blogspot.com/2008/05/el-por-qu-de-las-cosas.html.

    Un saludo

    Eva

    ResponderEliminar