Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

18 de diciembre de 2008

Cena de Navidad y Motivación


Hola a todos
Una curiosidad.Esta mañana un empresario me ha preguntado acerca de la falta de motivación de sus empleados y me ha requerido para realizar "algo" para motivarles.
En principio el "encargo" me ha satisfecho y he estado comiendo con él. Me ha contado que su empresa (no más de 40 empleados) está notando un poco la "crisis" pero va haciendo pero percibe (y seguro que es cierto) que sus empleados están bajos en motivación.
Me ha preguntado qué podía hacer porque es un "asunto" importante para él. (Ya se sabe, las personas son el capital de la empresa, ...)
Bien, bien, muy bien, le he dicho pero he estado unos instantes pensando (para darme cierto prestigio de consultor) y se me ha ocurrido preguntarle lo siguiente:
Por cierto, ¿habéis hecho ya la cena de Navidad con todos los empleados?
Ante esta sencilla pregunta mi "cliente" se ha quedado sorprendido y le ha cambiado automáticamente la cara. Me ha respondido lo siguiente:
- "Qué dices!, ¿con la crisis?, ¡menudo gasto!; ¡Lo hemos tenido -muy a mi pesar- que anular!
Automáticamente le he responido con toda sinceridad
- Mala decisión. No lo deberías haber hecho. Entonces él me ha contestado
- Ya sé que es una decisión impopular pero ya sabes que hay que asumir las decisiones (y me ha recordad una formación reciente impartida por mi)
Y tiene -en parte- razón; hay que asumir las decisiones tomadas pero ... también las decisiones tienen que ser coherentes y el hecho de anular la "cena de Navidad" por ahorrarse ... 500, 600, 700, 800 €! y después hablar de falta de motivación, ¿acaso tiene sentido? Me temo que no y así se lo he hecho saber.
En fin, ha sido curioso que hablaramos de motivación, "cena de Navidad" y de la importancia de las personas cuando desde mi punto de vista no hubiera anulado la cena aunque posiblemente hubiera cambiado a lo mejor de restaurante. Hubiera sido mejor recibido y entendido por parte de los empleados, ¿no creéis?

2 comentarios :

  1. Hola Adriapolis.
    Despues de leer tu articulo, no puedo mas que decir que para nada estoy de acuerdo contigo.
    Para futuros lectores de este comentario, decir que no tengo ni idea acerca de la gestion de RRHH, pero como trabajador me asaltan las siguientes dudas : ¿ de veras un empresario se cree que una comida/cena de Navidad / verano motiva lo suficiente ?? Posiblemente si , pero si se cumplen tambien otras " motivaciones " : ¿ cuanto cobran tus empleados ? ¿ repartes beneficios a modo de premio con tus empleados ( aunque sea una vez al año !! ) ? ¿ permites la conciliacion laboral ? ¿ promueves la buena relacion entre los compañeros ? ¿ tu empresa promueve actividades de ocio entre los empleados ? ( aqui entiendase promociones tipo descuentos de entradas en teatros, cines, etc... )Y podria indicar muchas mas. Vale que una empresa no es una ONG, pero los trabajadores a veces tambien nos gustan las " palmaditas " en la espalda en reconocimiento a nuestra labor. Y si en todo el año no lo haces, para que narices me invitas a cenar ?? Porque es Navidad ?? ( por cierto, este empresario del que hablas....supongo que en los años de bonanza economica que hemos tenido este buen señor su buen dinero habra ganado. Nadie le explico la fabula de la cigarra y la hormiga ?? Pues que hubiera hecho un fondo de prevision para epoca de vacas flacas y ahora podria permitirse el pagar esos 800 € de los que hablabas. ( claro que igual los guarda para irse a Baqueira unos dias, no sea que la familia se le enfade....)
    Seamos serios : la motivacion a un trabajador debe durar todo el año laboral. Al igual que a nosotros se nos exige rendir a lo largo del año, el empresario deberia tambien " motivar " ( segun posibilidades, por supuesto ) de tanto en tanto a lo largo del año. Y no solo en Navidad.

    ResponderEliminar
  2. Hola Garth.
    Gracias por tus comentarios.

    En términos generales estoy de acuerdo contigo pero solamente quería destacar un hecho que era muy valorado por los empleados; la cena de Navidad.

    No es que motive en sí misma la Cena de Navidad sino que el hecho de suprimirla ha desmotivado (y mucho) a las personas.

    Lo curioso es que el mencionado empresario no se había percatado de ese "pequeño" detalle.

    Imagina si no ve "otros" detalles de sus empleados.

    Un saludo

    ResponderEliminar