Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

27 de enero de 2009

¿Cómo lo ves?

Así de sencillo, así de simple. Tan sólo pregunta a tu empleado -"¿cómo lo ves?" y verás cómo responden la mayoría con creatividad, con honestidad, con inteligencia porque al fin y al cabo el que más sabe (en la mayoría de las situaciones) es tu empleado.

Lamentablemente para mi lo expresado anteriormente es una certeza; es decir, tengo pruebas que lo que digo se cumple, genera enorme satisfacción y sobretodo produce resultados.

He dicho que para mi es una certeza pero para muchos directivos, mandos y también algún empleado parten de la creencia de lo contrario.

Me refiero a que hay una creencia extendida, muy extendida de lo contrario de lo que estoy diciendo. No preguntes a tu empleado, no le pidas que piense sino que actúe, que haga lo que le has dicho que haga.

Y, claro está, si no hace bien, sino se hace cómo lo he dicho que se haga o si no se consiguen los resultados ya tiene el "jefe" la excusa perfecta. Es de manual, pienso yo, porque la mayoría de esos directivos, jefes, mandos, ... aplican la técnica "ESQUE" (en lenguaje castizo, ejqueh)

"Es que tal", " Es que no me funciona", "Es que no se puede confiar" , "Es que no me entienden", "Es que ..."

En fin, no sería más fácil que el directivo, jefe, mando se dedicara a hacer lo que tiene que hacer (eficacia) o sea a dirigir, a pensar en los qué, en dibujar nuevos escenarios, ... y abandonar el "cómo" (cómo se tienen que hacer las cosas) para que sea su empleado (si aquel que RR.HH. le contrató ilusionado, motivado, contento y cualificado) el que realice los "cómos"

Parece -en principio-. sencillo pero, ¿teneis la certeza que se actúa así? En ello estamos con el programa SmartStar de un encuentro, una solución.

Directivo, dedícate a lo que tienes que hacer (eficacia) y deja la eficiencia (hacer bien las cosas) a tus empleados; ellos te lo agradecerán, el cliente también y el accionista no pondrá pegas.