Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

16 de enero de 2009

Otro modo de motivar ...


Estoy preparando un conjunto de acciones formativas para -entre otros asuntos- conseguir adhesión a un interesante proyecto. Interés, preocupación, compromiso, motivación, son conceptos que los quiero trabajar y navegando por la red buscando sobretodo películas he encontrado alguna que otra joya de la "motivación"

Siempre recuerdo a un profesor mío en EADA cuando hablaba de la motivación decía,

"por favor no motiven a sus empleados si no porque les contrataron; lo que tienen que conseguir es que sus jefes no los desmotiven. Ése sí que es su trabajo."
A parte -según mi punto de vista- de que tenía razón, siempre se habla de motivar al personal pero me pregunto porqué, ¿cuál es el motivo que te induce a pensar que tienes que motivar a los empleados?

Acaso ha bajado el rendimiento, se detecta un mal ambiente laboral, no existe prácticamente colaboración entre departamentos, la actitud de los empleados se repercute directamente en el cliente y éste lo hace saber por medio de reclamaciones, los salarios son bajos, las condiciones laborales no son óptimas para los empleados, ...
Puede ser todo eso y más, pero siempre sale a relucir el término Motivación asociada a una preocupación por el bajo rendimiento. A veces aparece tarde y las soluciones son "quirúrgicas"

Hace tiempo en una empresa que trabajé cuando se hablaba de motivarles siempre era para dos situaciones; o te subían el salario (un peldaño más hacia tu incompetencia) o te echaban (ya no habían más peldaño de incompetencia). Curioso, ¿verdad?

En fin, soy partidario de trabajar más por la no desmotivación atacando otros factores como por ejemplo la participación de los empleados en el proceso de toma de decisiones, la claridad y transparencia informativa, dar y formar criterio (y además predicar con el ejemplo) y no tantas instrucciones, ... y algunas más.

Todo esto (y más) lo vamos a poner en marcha la semana que viene en un taller de trabajo para una empresa. Una empresa que se preocupa por ganar y así lo quiere transmitir. Esa actitud vale su peso en oro.

Os dejo con un interesante video (una escena correspondiente a la película Glenngarry Glen Ross traducida en España como "Éxito a cualquier precio") Es altamente recomendable y se pueden extraer mucho material.

La verdad es que utiliza unas técnicas de persuasión y de motivación ... un tanto diferentes, singulares. (Mención especial tiene el sistema ABC; es decir Always Be Closing, o el AIDA, Attention, Interest, Decision, Action... y la forma clara y contundente para que el personal salga a vender.)

En fin disfrutadlo.