Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

23 de julio de 2009

Unos cursillos ...


¿Os suena la denominación cursillos para referirse a acciones de formación? Hace unos días un gerente/propietario de una empresa me comentó que estaba contemplando la posibilidad de "mandar" a su "gente" a unos "cursillos" para que se espabilaran y así capearan la crisis mejor que la competencia.

Mensaje claro, directo y suficientemente comprensible para quien os escribe en este blog. También nos dice mucho de nuestro querido interlocutor.

Por supuesto que hice caso de la máxima comercial que se refiere a que el cliente siempre tiene razón y raudo y veloz le propuse un plan de formación práctico y que conectaba con sus requerimientos y necesidades.

Le gustó más o menos pero el lo que quería era una relación de cursillos relativamente cortos (no más de 8 horas) que tocaran temas como tratar al cliente, trabajar mejor, ...

Me chocó su "simpleza" (más bien sencillez) en su exposición y en su creencia que con los cursillos se soluciona todo. Ya le comenté que la formación no lo soluciona todo.

Es necesaria, imprescindible en algunos casos pero que también se requieren otras medidas. Le interesó pero para él (según admitió) le es más fácil que pasen por la formación y así la gente (tal y como el decía) está más contenta y ... rinde más (ese es su enfoque)

No le contradecí para -evidentemente- asegurar la "orden de producción" pero me parece que voy a abrir un nuevo frente. Cómo demostrar la eficacia de la formación.

En fin, se debe hacer más pedagogía acerca de las ventajas y beneficios de la formación (los cursillos) pero sobretodo destacar que no es la panacea y que no siempre se resuelven los problemas con formación.