Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

5 de febrero de 2010

Las diferencias del Aprendizaje


Refrescando enfoques metodológicos acerca de cómo aprendemos en general y los adultos en particular me ha venido a la mente un proverbio (chino, me parece)

Si me lo dices, lo olvidaré, si me lo enseñas lo recordaré pero si me haces partícipe, lo aprenderé.
A parte de las reflexiones acerca de si es cierto o no, a veces cuando estoy en desarrollando mi actividad como formador siempre pienso que esa sentencia tiene mucha parte de verdad. Sobretodo cuando implanto las famosas acciones de seguimiento de la formación (al cabo de 3, 6 ó 9 meses)

Ahora estoy metido en la aventura de desarrollar y comercializar acciones de formación con un enfoque metodológico basado en las teorías del aprendizaje experiencial y siempre aplico el siguiente discurso.

En primer lugar, el rol del formador tiene que pasar de ser un mero "Ponente" a un "Facilitador de Recursos" Nuestro cometido es proporcionar recursos de aprendizaje a nuestros "alumnos"

También debemos pasar nuestro enfoque de ser "transmisores de contenidos" estructurados a ser" transformadores de conciencias" Es decir, nuestro enfoque no es enseñar sino que aprendan.

Nuestra obligación no está en desvelar la respuesta sino en que la descubran por sí mismos (algunos con alguna ayudita)

Debemos trabajar las dos partes de nuestro cuerpo; es decir la razón y la emoción. Nos tenemos que centrar no en conseguir ser los mejores sino en obtener lo mejor de los empleados.

No nos debemos centrar en repetir los contenidos sino en que los "toquen" y los "intuyan". es más importante que entiendan a que conozcan. Hay que huir de la receta y hacer que piensen pero ... ¿hay alguien que le intereses este enfoque?

Un encuentro, una solución