Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

7 de marzo de 2010

"Don´t work harder; work smarter”

Estoy a punto de acabar una acción formativa dirigida a reforzar/desarrollar una competencia importante. "La orientación a resultados"

En primer lugar, ¿qué entendemos por la competencia "orientación a resultados"? Académicamente se podría definir como la tendencia al logro de los resultados, fijando metas atractivas por encima de los estándares, mejorando y manteniendo altos niveles de rendimiento.

Destaco dos términos; Metas y Estándares. ¿qué son?, ¿cómo se definen?, ¿para qué nos sirven?
Son conceptos que solemos utilizarlos mucho, forman parte de nuestra mal llamada gestión diaria pero ¿sabemos definir objetivos operativos que afecten de manera directa a nuestra tarea?

Por mi experiencia tanto como formador como consultor y hasta cuando trabajaba en un departamento de RR.HH siempre ha habido una cierta dificultad o más bien escasa capacidad de destacar lo que es importante de lo accesorio en tu trabajo (tu tarea) y sobretodo en discernir entre lo que hay que hacer y lo que no.

Teóricamente las personas lo solemos entender bien y a a primera pero cuando les decimos que lo apliquen a su realidad cotidiana de su trabajo surgen los primeros inconvenientes y las llamadas creencias limitadoras.

Es decir estar orientado a los resultados obliga a tener claro lo que hay que hacer, eficacia y hacer bien lo que hay que hacer, eficiencia. Además hay que saber o tener muy claro cuáles son tus objetivos. Aquí empiezan a surgir los primeros problemas.

¿Cuántas personas no saben, no conocen cuáles son sus objetivos? Por mi experiencia personal, muchísimas. Y eso es preocupante. Después hablan de la comunicación.

¿Cuántas personas no utilizan indicadores (de gestión)? También afirmo que pocas saben utilizarlos e interpretarlos en términos de orientación a resultados.

¿Cuántas personas saben describir las tareas de su puesto? Entiendo que necesitan ayuda pero al fin y al cabo es su propio puesto, su gestión del día a día. ¿quién mejor que ellos para definir de manera operativa su propia actividad?

Por este motivo cualquier acción dirigida a reforzar la competencia de la orientación a los resultados tiene que trabajar tres aspectos fundamentales.
  • Saber definir tus propios objetivos a partir de tu realidad cotidiana; es decir las tareas que realizas.
  • Saber definir indicadores que te ofrezcan información acerca de la eficacia y eficiencia de tu trabajo.
  • Saber para qué se están haciendo determinados trabajos.

Os cuento una anécdota.
Una persona me puso en su tarea que organizaba una semana de integración del personal internacional en una empresa. Mucho trabajo (o carga de trabajo, pero ése es otro tema), pero era incapaz de decirme para qué se hacía, porqué se tenía que hacer ni qué se pretendía con dicha acción.

¿Cómo podemos saber si estamos orientados a los resultados si no sabemos todo esto?

Tuvimos que recomponer la tarea y buscarle el sentido y encontrar indicadores eficaces para poder medir nuestra actividad y su impacto; es decir, entrever para qué lo hacemos.

Por cierto, el "alumno" dijo que siempre se había hecho. No me extrañó.

PD
"Don't work harder; work smarter" No trabaje duro, trabaje de manera inteligente.


Un encuentro, una solución