Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

9 de julio de 2010

Delegar


En una de mis acciones de formación apliqué desde el inicio la técnica del Mapa Mental para dinamizar el contenido de lo que significaba para los asistente el concepto "Delegar"

Parece mentira pero entre la lluvia de ideas y la organización de dichas ideas entorno a agrupaciones de conceptos fuimos tejiendo lo que se entendía por delegar, estilo de dirección, conocimiento de las personas, confianza, estilo de comunicación, la necesidad de llegar a acuerdos con los colaboradores, compromiso, motivación, ...

Una vez obtienes el mapa mental, el nivel de maduración de los asistentes es diferente y podemos aplicar otra metodología de aprendizaje que suele no usarse mucho. La reflexión acerca de si que lo que has expresado como concepto lo aplicas en la realidad y en donde encuentras más diferencia entre lo dicho y lo hecho por cada asistente.

De esta manera cada asistente traza su propio plan de aprendizaje o en dónde quiere desarrollar u habilidad. La parte común de los conceptos ya se tiene y de esta manera se garantiza un mínimo común denominador.

la parte individual se trabajará a partir de la experiencia real de cada asistente. Cada uno debe preparar su propio plan de acción y lo expone en común. El resto lo comenta dando sus propias impresiones y al final el facilitador le ofrece las guías que estima oportuno para que desarrollo su área de mejora.

Por ejemplo, si Delegar significa en parte superar la situación de descontrol (de la tarea delegada) se trabaja con el "alumno" cómo superar esa situación a partir de los consejos del resto de asistentes. Los reflexiona, los interioriza y pide ayuda al facilitador. Es un proceso más largo pero mucho más seguro y convincente.

En este caso descrito el alumno decidió establecer una graduación en el tiempo y por complejidad y temor a no tener información de control el conjunto de tareas a delegar a sus colaboradores definiendo un "plan de delegación" para los próximos 6 meses.

En cada tarea a delegar el "alumno" definía el grado de desconfianza que tenía por la pérdida de control de la situación y así lo manifestaba y comunicaba a su colaborador. Juntos debían definir el sistema de control, seguimiento y apoyo que se requería.

En fin, poco a poco se va avanzando. Nos quedan dos sesiones más y una de seguimiento al cabo de 4 meses. Es una experiencia nueva en la transmisión de conocimientos. Requiere más reflexión y preparación tanto por parte del "alumno" como del formador pero obtiene resultados y satisfacción sobre cuál es el límite de mi aprendizaje.


A continuación tenéis un ejemplo del Mapa Mental construido a partir de las reflexiones individuales acerca del concepto Delegar.





Un encuentro, una solución