Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 de diciembre de 2010

Deberes


Deberes, deberes, "Homeworks" No gustan pero entiendo que son necesarios cuando se hace formación. O por lo menos lo veo de esa manera.

Intento -en las acciones formativas que diseño e imparto- incluir "deberes" que sirvan de hilo conductor de la propia acción y además sirvan de reflexión y aprendizaje. Si no parece que la formación sea lo que más odio, un "day-off" (o día de fiesta)

Un esquema claro de la formación podría ser el siguiente: 

Primera sesión de Análisis de Expectativas (en ese momento se avanza que la acción formativa tendrá deberes)

Segunda sesión y siguientes: Desarrollo de la acción con la presentación de las actividades, píldora teóricas y establecimiento del calendario de deberes. 

Por supuesto, se les va recordando y cada vez más suelo utilizar un modelo que combine la acción presencial con una plataforma específica de formación (moodle, google apps, ...) donde "colgamos la documentación, los ejercicios y animamos a que el "alumno" vaya siguiendo las actividades.

Sesión final o de seguimiento: suele ser pasados unos días (o meses) después de la acción formativa. Entre esas dos fechas, abrimos un canal de comunicación y se les va recordando y siguiendo si hacen o no los deberes. Se les ofrece ayuda y hasta a veces chat o video conferencia para que vean que lo pueden hacer. Apoyo, mucho apoyo pero los deberes son del alumno.

Pero ... qué es lo que pasa? pues lo de siempre. "No tengo tiempo", "no me he acordado", "no lo sabía (éste me gusta mucho porque suelo insistir mucho y la misma persona que argumenta lo dicho es el que me recuerda que soy pesado) 

Tiene que ver -a veces- con el escaso interés hacia la materia (entonces el análisis de expectativas suele confirmarme esta situación y más o menos lo preveo) o con la carga de trabajo de las personas. No se valora en este caso que la formación es de interés y provecho. También acepto que los "deberes" estén fuera de lugar, no adecuados, ... (pero no lo suelo creer)

Tengo casos en los que las clases nos se pueden realizar ya que las personas no preparan debidamente (lo de forma correcta no me preocupa en exceso) los deberes. Entonces, ¿qué podemos hacer? Pues, sencillo! reservar tiempo al inicio de la sesión para que se trabaje. A veces me pregunto lo que nos cuesta poner por escrito las cosas.

En fin, paciencia y actitud positiva cuando no hacen los deberes. No vamos a poner castigos a personas adultas, ¿verdad?





Un encuentro, una solución