Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

5 de diciembre de 2010

Lo tengo en mente


"Más o menos", "Lo tengo en mente pero no lo he escrito", "No es necesario tenerlo por escrito, hay que saber improvisar,..." y así sucesivamente son las explicaciones que te suelen ofrecer los "alumnos" cuando comentamos la necesidad de ordenar, recopilar la información y describir actividades, procesos, ...

Nos debe gustar improvisar y bajo esa "careta" no sabemos predecir escenarios y trabajar con información precisa, detallada, concreta, ... 

Por este motivo nos cuesta mucho "pesar" nuestra actividad profesional, establecer objetivos profesionales concisos, marcar indicadores de gestión, establecer planes de acción y correlacionar información relevante.

No hace mucho me comentaron que la competencia más relevante era la improvisación. Me pidieron mi opinión y por supuesto la tuvieron.  Les dije que improvisar era necesario, imprescindible, sobretodo, en determinados escenarios como por ejemplo estás en medio de las vías del tren y viene un comboy o bien cuando ves que por la calle baja una enorme tromba de agua y hay que reaccionar.

Se suele confundir Reacción con Improvisación. Por ejemplo, los planes de emergencia de cualquier empresa se tienen definidos pero cuando ocurre una situación específica nos sirven para reaccionar mejor y en la dirección adecuada.

Pero volviendo al típico comentario que no todo se tiene que tener por escrito porque ya lo sabemos parece mentira como esta creencia (para mi limitadora) está tan afianzada en nuestra cultura laboral. En casos de posiciones que gestionan proyectos se suele poner todavía más en evidencia. Como ya sabemos lo que hay que hacer no hace falta que piense sobre ello y por lo tanto se hace innecesario tenerlo por escrito. Y, claro, después ya se sabe lo que pasa.

Solemos no reflexionar y poner por escrito nuestra actividad profesional; proyecto, calendario, asignación de tareas/actividades, procesos y procedimientos deben formar parte de nuestra cultura profesional y productividad personal pero ...

Un encuentro, una solución