Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

19 de febrero de 2012

"Tapergüer" y la consultoría


Me permitirán mis lectores (papá, mamá, y poco más) una nota de humor. 

Todo el mundo conoce el Tupperware, ¿verdad? Y ¿cómo lo venderíais?
Suelo poner como ejercicio de calentamiento al inicio de la sesión formativa "warm-up training" la dinámica de vender un Tupperware.

Es curioso comparar los diferentes métodos de venta que los asistentes aplican y la relación con el mundo de la consultoría. Tiene sus similitudes.

Por ejemplo:


Características del "Tupperware" (y de la consultoría)
Recipientes de plástico resistentes de diferentes medidas con tapa herméticas para guardar alimentos.
Más o menos la consultoría ofrece casi lo mismo. Son formatos (recipientes) de diferentes medidas pero sobretodo herméticos. Aunque después suelan decir lo contrario.

Ventajas
  • Hermetizan olores.
  • Se puede usar en el microondas (y algunos en el horno)
  • Múltiples usos (no sólo para la comida) Un consultor sirve para todo. Te acompaña.
  • Te lo puedes llevar a la oficina (y de ésta a casa!)
  • Duran años, años y años.
Beneficios
Comodidad, ¡Práctico! Ponga un consultor en su vida.
“¡Le facilitan la vida!” Bueno esto último no estoy seguro si la consultoría lo ofrece.


En definitiva, podemos enfocar la venta de productos y servicios de consultoría como si fuera el Tupperware. Todo el mundo tiene y todo el mundo compra estos productos. Sirven para todo. Y si acuñara un nuevo concepto; tupperconsulting o tuppertraining.

Un encuentro, una solución