Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

10 de febrero de 2012

A vueltas con el talento!


Volvemos -otra vez- a hablar del talento. Se lee mucho acerca del "talento" y de su gestión. Atraerlo, retenerlo, "desarrollarlo", moverlo, ... En definitiva, que progrese con nosotros pero haciendo qué, permitiéndole trabajar en qué proyecto o tarea, ...

La cuestión no es tanto si discutir acerca de qué es el talento; por cierto, ¿qué es? Para mi tan sólo es valor, aquella persona que es capaz de generar valor a través de su actividad. 

Entonces debo distinguir, por un lado, en dónde se ve el valor que se aporta en la organización (sus resultados) y quién lo está generando. A esas personas hay que mimarlas; a pesar de sus jefes!

Por otro, hay que distinguir que requieren estas personas con talento para que puedan seguir aportando, añadiendo valor a la organización. Ya que si no se lo garantizamos me temo que se irán. Y con razón. Más bien les habremos abierto la puerta sn darnos cuenta.

Entiendo que si hablamos de talento debemos permitir cambiar la estructura de la organización. Rompamos ls reglas si no la persona con talento no podrá aportar valor y por lo tanto la organización tenderá a desaparecer y la persona a huir. No será un "cerdo" sino una "gallina" Recordad o preguntaros si sois en vuestras organizaciones Cerdos o Gallinas 

Por lo general la persona con talento suele ser un "Gallina" pero se implica aportando valor. 

Pero en nuestras organizaciones no sólo tenemos personas con talento sino también tenemos "genios" que hay que atraer (en el caso que los detectemos) o retener (en el caso que pensemos que pueden ser genios talentosos. Lo de desarrollar lo dejo para los programa fitness.

¿Quienes son los genios? Hace poco leí en un libro "El hombre mediocre" (de José Ingenieros, 1912) que los genios eran aquellas personas que crean nuevas formas de actividad no emprendidas antes por otros o bien que desarrolla de un modo enteramente propio y personal actividades ya conocidas. También los quiero en mi organización pero sobretodo vigilad que no tengan cerca personas con determinados estilos de dirección. Volveríamos a tener que invertir mucho esfuerzo, tiempo y talento en retenerlos.

El genio crea mientras la persona con talento practica formas de actividad, general o frecuentemente practicadas por otros, mejor que la mayoría de los que cultivan esas mismas aptitudes. Y de esta manera aporta valor con mayor rapidez para la organización.

Por cierto, ¿queremos tener otro tipo de personas en la organzación? Me temo que no aunque...

En definitiva que busquemos genios y personas talentosas; consigamos que pasen de un rol de "gallina" a un rol de "cerdo" y sobretodo dos cosas más:

  1. Atrévete a romper con las reglas. Cambia la estrucutra de acuerdo con las personas que tienen genio o que tienen talento, o ... ¡ambas!
  2. Vigila quienes son sus jefes. Si no, los perderemos.

Os dejo con el trailer de una excelente película; "Moneyball"







Foto: http://efinfante.blogspot.com/2011/03/el-talento-para-quien-se-lo-trabaja.html
Un encuentro, una solución