Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

7 de marzo de 2012

¿Café cortado o con leche?



La situación está complicada pero me temo que poco a poco sucumbimos al lado oscuro. ¿Por qué os lo digo? Por la siguiente historia que me contaron hace unos días.

Voy muchas mañanas a desayunar al mismo sitio y suelo pedir siempre lo mismo, un café con leche y un donut.
Hace unas semanas, Pepe, su propietario, me contaba la siguiente teoría:
“Me he dado cuenta de que los clientes de café con leche están pasando al cortado, y los que piden un donut o croissant, están dejando de hacerlo cada día, lo piden un día si y dos no. 
¿Sabes por qué?, para poder ahorrarse 1,50 euros cada día que al final del año es un dineral”. 
Haciendo números con Pepe llegamos a la conclusión de que yo gastaba en desayunos casi lo mismo que lo que me cuesta el abono del Barça. 
Al día siguiente llegué a su cafetería y le dije, -“Pepe, ponme un cortado”. El se asustó porque yo siempre pido café con leche y añadí: 
-“Aah!, y no me pongas donut que ya lo traigo de casa”, mientras lo desenvolvía del papel de plata. "Yo nunca pensé lo que gastaba en desayunar hasta que tu me lo explicaste ayer”- le dije - “eres un cenizo, y tú mismo estás provocando que tus clientes consuman menos con tus historias negativas”.  
Hace unos días me encontré con mi hijo desayunando frente a una tienda de libros que íbamos a visitar. Pedimos dos donuts, un café y un zumo. El camarero nos dejó en la mesa las bebidas y una cesta de mimbre llena de donuts.
-“Sólo queremos dos donuts”, le dije. -“Si, si, tome sólo dos si quiere”, nos contestó, pensando más bien “si puede”. Nos tomamos nuestro donut y tras un rato comentando los libros que compraríamos, mi hijo, mirando los deliciosos donuts que teníamos frente a nuestras narices, me dijo, -“Papi ¿qué?, ¿atacamos y vamos a por el segundo?”.  
Las dos cafeterías se encuentran en la misma ciudad, con la misma crisis, el mismo tipo de clientes, pero seguro que la segunda vende más donuts que mi amigo Pepe. ¡Que buena idea la de traer varios en una bandeja!

Por cierto y si comenzamos a pensar a cambiar el "... es que ..." al "qué puedo hacer para ..."

Un encuentro, una solución