Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 de junio de 2012

¿Te conoces a ti mismo?


Una cuestión sencilla.¿Te conoces a ti mismo?, ¿sabes cuáles son tus emociones y en qué comportamientos se traducen? 

Aprovechando la ocasión que estoy formando en cómo gestionar las emociones os propongo una serie de técnicas. La primera ya la comentamos hace tiempo; Stop, Start, Continue. Ahora toca la siguiente: Autoconocimiento.

¿En qué consiste?

En ir anotando en una hoja tus principales estados emocionales para adquirir mayor conciencia de ellos y de sus consecuencias.

¿Para qué nos sirve?
  • Para detenernos a pensar en nuestras propias emociones
  • Para ser conscientes de cómo, cuándo y por qué tenemos determinados sentimientos y detectar que nos gustaría cambiar.
  • Para conocer nuestras propias emociones y -de esta forma- considerar las de los demás.

¿Cómo se aplica?

  • Vamos a invertir un tiempo a recordar las principales emociones que he sentido.
  • Junto a cada emoción, identifico cómo me he sentido (por ejemplo, si has sentido calor en la cara, sensación de sosiego, un nudo en la garganta, angustia por la situación de una tercera persona,...)
  • ¿Soy capaz de recordar en qué situación o cuándo me he sentido de esa manera.
  • Si es así,  ¿con quién estaba?
  • ¿Qué pensaba en ese momento o situación?, ¿mis pensamientos han influido en mis emociones?, ¿sigo pensando lo mismo?
  • Recuerdo cómo me he comportado (qué he dicho o hecho) en esa situación.
  • Si siento que me gustaría cambiar la emoción o la conducta continuo manteniendo la misma dinámica.


Recuerda que ...
Es tan importante reconocer los sentimientos positivos y negativos ya que es muy difícil desplegar más atención e interés (y ayuda) sobre otras personas si somos “ciegos” a nuestras propias emociones.

Doy fe que si adquieres este hábito tu punto de vista hacia las personas y las cosas que te afectan cambia y eso siempre es positivo. Tan sólo hay que animares y sobretodo no criticar a priori.


Un encuentro, una solución