Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

26 de enero de 2013

Day-off



Curioso síndrome; el síndrome del Day-Off. Y, ¿qué significa? 

Según la Medicina, un síndrome  es un cuadro clínico o conjunto sintomático que presenta alguna enfermedad con cierto significado y que por sus características posee cierta identidad; es decir, un grupo significativo de síntomas y signos, que concurren en tiempo y forma, y con variadas causas o etiología. Hasta aquí la definición técnica.

En el campo de la formación el síndrome del Day-Off es aquel cuadro que presenta alguna "enfermedad" con cierto significado (para el formador) y que por sus características sí que posee identidad.

Estas características son las siguientes: 

  • Se presenta a la aula provisto de su teléfono móvil y ordenador portátil sobretodo con actitud de compartir videos. También puede asistir con ánimo de "tuitear"
  • El ordenador portátil no está de decoración. Lo conecta y por supuesto pide permiso para mirar correos-e. Asegurar tener una "día de perros" y muchos "marrones" Se supone que ambos argumentos son de peso y permitirá que el formador le entienda y comprenda. 
  • La mayoría de los asistentes se presentan relativamente tardes; tienen aprendido lo de los 5' de cortesía. Y llegan tarde y pidiendo cinco minutos más. Se parovecha para comentar lo último visto en internet.
  • El asistente suele no llegar provisto de elementos gráficos; es decir, papel, carpeta (con el programa de formación), bol´grafo o en su defecto lápiz, ... Supone que se lo proporcionarán en la clase. "Antes era así" comentario más repetido ante la sorpresa de la no existencia de material gráfico al inicio de la sesión.
  • Buscando la máxima comprensión con el formador muchos asistentes provistos de sus "smartsphone" te persiguen para que veas el último video "chorra" que hay por la red (si les dices la nube, se ríen algunos) Se les comenta que hay una pausa de x minutos para descansar y desconectar
  • Su lenguaje no verbal indica escaso interés en la materia. Esto se deduce de ver que el alumno apoya su cuerpo en un único punto en la silla. También puede indicar búsqueda de la comodidad.
  • La mayoría de los alumnos suelen preguntar cuando se hará una pausa. Llevamos 5' de clase y y alo piden (o exigen algunos; lo digo porque siempre hay alguien que representa a un sindicato que comenta la necesidad de tener 30' para el almuerzo). Ni caso. Y si me lo preguntan, les comento que hay que negociarlo. Ejemplo de gestión del conflicto.
  • Ni que decir tiene que tener un teléfono significa recibir llamadas y por supuesto también atenderlas. ¡Faltaría más! Algunos las atienden in situ y nos solemos enterar de cosas. Otros, prefieren ausentarse argumentando cualquier excusa; jefe, casa, suegros, proveedor, "marrones", ... 
  • Y los que preguntan de qué va a ir el curso? Estos son los más sinceros.
Hay muchas más características pero todas ellas te llevan a lo mismo; a pensar que se toman el día, la jornada de formación como un día "especial" Para algunos divertido, entretenido y para otros una jornada en la que no trabajan. 

Evidentemente está explicado en clave de humor y por mi experiencia puedo asegurar que no está presente en la mayoría de las situaciones pero recientemente me he encontrado con algunas manifestaciones de asistentes a la formación que me han hecho recrear el llamado síndrome del "day-off" ¿Lo padecéis?


Un encuentro, una solución