Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

12 de febrero de 2013

¡Oiga, que me formen!


Con esta frase que he oído frecuentemente en diferentes lugares, resalto la actitud pasiva en cuanto al desarrollo profesional individual que se tiene. A menudo, se exige mucho que nos deben formar o bien se reclama al cielo que nos falta formación pero desaprovechamos en muchos casos la posibilidad de formarnos por nuestra cuenta.

Está claro que las empresas deben procurar por el reciclaje, actualización, formación constante/continua de sus trabajadores. Correcto. Pero, el componente actitudinal del individuo de "buscarse también la vida" y encontrar formas de aprendizaje formal, informal, ... que complemente y desarrolle nuestro perfil  profesional es requerido. Hay que velar por nuestra marca profesional. Y nosotros somos los principales implicados.

Hoy en día disponemos de recursos que nos permiten ir construyendo nuestro propio itinerario profesional y formativo. Es cuestión de conocer las diferentes herramientas y tener claro qué competencias, habilidades y conocimientos necesito, requiero para mi desarrollo como profesional. 

Si en este proceso dispones por una lado, de ayuda externa a modo de guía y por otro, de metodología, mejor. Pero, recordad que cada vez más la formación y el desarrollo profesional se hace social

Y con esta idea nos tenemos que quedar. De enseñar a aprender; de aprender de manera pasiva a aprender de manera activa a través de experimentar, conversar, practicar y solucionar problemas; de aprender sólo a aprender en colaboración, en comunidad. 

El auge de los PLE (Entornos de Aprendizaje Permanente), los PLN y TAAC (o redes de aprendizaje), los e-portfolios, redes, wikis, blogs, sites, microblogging, entornos de colaboración para su utilización como ecosistema de aprendizaje asientan esa tendencia que cada vez más la formación o el aprendizaje es social.

Recursos tenemos, pero ¿voluntad?
Os dejo el siguiente hashtag de twitter #PLE para quien quiera seguir conversaciones acerca de los entornos de aprendizaje. Están muy desarrollado en la comunidad educativa pero en las organizaciones me temo que tiene mucho camino por recorrer.


 
Un encuentro, una solución