Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 de agosto de 2013

Claves para preparar una guía didáctica


La guía didáctica es la herramienta principal de trabajo del formador. 
Tal y como se ha comentado en estas entradas (entrada 1, entrada 2) nos permiten concretar aquellas qué  actividades, métodos y recursos garantizan el aprendizaje de un determinado contenido (habilidad, destreza y/o conocimiento). Es un documento que orienta el proceso de aprendizaje y facilita la transferencia de conocimientos. 

¿Qué elementos debe contener una guía didáctica?

  • Presentación e Introducción 
  • Justificación de la acción/Expectativas
  • Objetivos de aprendizaje
  • Contenidos
  • Actividades
  • Materiales y Recursos
  • Temporalización
  • Criterios de evaluación

Presentación e introducción
Siempre es cortés y educado preparar alguna dinámica (de calentamiento/"warm-up activities") que permita introducir y presentar la acción formativa, el formador y los asistentes. Es una acción protocolaria, formal pero importante. Empiezas a dar sentido e importancia a la acción que en las próximas horas y/o sesiones se va a impartir. Es altamente recomendable que en esta fase aparezca (y prepare un discurso) algún directivo de la organización.

Justificación de la acción y (petición) de expectativas
El marco de referencia de la acción; los motivos y la finalidad de la acción. Vital para elevar el listón del interés y la motivación antes de iniciar el curso. A su vez se combina con alguna actividad a modo de ronda de expectativas en donde se expongan los intereses y expectativas que el alumno trae consigo. Especialmente, recomiendo que se expongan por escrito y se mantengan en algún lugar visible en el aula. Le sirve al formador como al grupo de recordatorio acerca de si nos estamos o no saliendo del guión informal.

Objetivos de Aprendizaje
¿Qué vamos a aprender? ¿Qué habilidades, destrezas o conocimientos vamos a adquirir, reforzar, recordar, ...? 
A veces, se suele realizar una actividad de Pre Test para conocer de manera cuantitativa todo aquello que (o creo que) sé acerca de una determinado contenido (habilidad, destreza, conocimiento)

Contenidos
Es importante ofrecer la relación de los contenidos que se van a tratar durante la acción. A cada contenido se le asigna una determinada actividad, método de impartición, recurso (gráfico, documental, ...) Son las tripas de la acción formativa.

Actividades/Metodología de impartición.
Aquí está la clave; el arte del formador. Diseñar qué actividades presenciales, teleformación o "e-learning", combinación (blended learning), dinámicas, ejercicios, juegos ("gamificación"), escenificaciones, "role-playing games", cuestionarios, vídeos, discusiones, estudio de casos, foros, lessons learned, lecturas, ...

Recursos 
Qué documentación, materiales, recursos en general que me permitan trabajar con los conceptos (contenidos) que quiero mostrar para que se adquieran y transfieran a la realidad (una vez el formador ya no está)

Temporalización
Se necesita un calendario y un cronograma que nos guíe y distribuya el tiempo dedicado a la formación. Todo tiene que estar detallado; la fecha y hora de inicio y de finalización; el número de sesiones, las pausas, los descansos, los momentos para cada actividad, ... 

Criterios de evaluación
Y, ¿cómo saber de la eficacia de tus acciones de formación? En primer lugar hay que tener claro y aclarar a los asistentes el sistema y los criterios por los cuales se va a evaluar la eficacia de la formación. ¿Cuáles van a ser los criterios y las técnicas de evaluación?¿Cuando se van a administrar? ¿Cómo se realizará la evaluación?

Suele ser un apartado que no se incide mucho en la preparación de la acción. Desde mi punto de vista la evaluación de la formación (su eficacia) se tiene que incorporar en la guía didáctica y tiene que ser consensuada con quién te encarga la formación. Es un aspecto que tiene mucho margen de mejora. Os dejo con el resultado de una encuesta que administré hace un tiempo acerca de las medidas de la eficacia de la formación.

En resumen, una guía didáctica es el protocolo de actuación que te asegura que transmites de manera coherente una relación de conocimientos, habilidades, destrezas. Provocas de manera constante interés y mantienes la atención. 

Además se tiene que incorporar en la guía aquellas actividades que te permitan un seguimiento, un acompañamiento que garantice la transferencia real de lo aprendido en las sesiones de formación a la realidad cotidiana.

Por este motivo toda acción de formación tiene que llevar integrada un programa de seguimiento; pero esto lo trataremos en otra entrada.

Por cierto, utilizo el entorno de colaboración Podio para diseñar conjuntamente con quien me encarga la formación (si se presta) la guía didáctica. De esta manera acordamos no sólo los objetivos sino los contenidos y las actividades que se consideran más adecuadas.

Un encuentro, una solución