Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

28 de enero de 2014

De ardillas, castores y gansos o del espíritu de equipo 1


No. No me estoy refiriendo a posibles tarifas de una operadora de telefonía móvil. Me refiero a Gung-Ho, el espíritu del trabajo en equipo.

Y qué es esa expresión. "Gung Ho". No parece que encaje con las ardillas, los castores y los gansos., ¿verdad? Es una expresión china que significaba 'trabajar juntos' y había sido el lema de los aviadores de asalto de Carlson durante la Segunda Guerra Mundial".

Al mando del teniente coronel Evans E Carlson, los hombres de la segunda división de aviadores de asalto de la marina se hicieron famosos por su entusiasmo, trabajo en equipo y resultados notables. La unidad se formó siete semanas después de Pearl Harbor y sus éxitos se documentaron en el libro Gung Ho! escrito por el teniente W S. Le Francois.

Cuando el libro se llevó al cine en una película protagonizada por el ídolo de los años de la guerra, Randolph Scott (con Robert Mitchum como coprotagonista), la expresión "Gung Ho" quedó incorporada en el idioma inglés para describir una actitud de entusiasmo, energía y dedicación sin límites frente a una actividad cualquiera.

Un equipo de trabajo está formado por tres magnitudes representados por estos animales; la ardilla, el castor y el ganso. Cada miembro de un equipo ha de mantener las tres identidades, A continuación os presento un extracto del significado de Gung-Ho.


La identidad de la ardilla.
Una pequeña introducción; las ardillas trabajan arduamente porque su esfuerzo vale la pena. También funciona para los seres humanos y algo que vale la pena es más que importante, pero ¿comienza siendo importante?. Valer la pena no es lo mismo que ser más importante que importante por que sencillamente es algo que abarca más terreno que lo importante.

Para ser ardilla en el equipo de trabajo tienes que pensar en lo siguiente:

  • que el trabajo debe ser visto como algo importante.
  • que debe llevar a una meta comprendida y compartida por todos,
  • que los valores deben orientar todos los planes, las decisiones y las actuaciones.

Esos tres elementos hacen del trabajo algo que vale la pena. En pocas palabras, el espíritu de la ardilla y para eso hay que comprender primero la razón por la cual son necesarias. Por qué su trabajo hace de este mundo un sitio mejor para vivir.

Para un directivo o un mando es vital que permitan que sus equipos no sólo comprendan la importancia del trabajo sino que comprendan su utilidad, su aportación y su función dentro de ese trabajo.

Hay que destacar siempre la esencia del espíritu de la ardilla; un trabajo que vale la pena, lo cual significa tres cosas:
Ser importante, saber que contribuimos a algo
Conducir a metas compartidas, que se trabaja juntos para lograrlas
Basarse en los valores; nuestra guía.

"Si desea tener éxito, ocúpese de lo esencial. Y lo más esencial es el equipo de gente." Gung-Ho.



Un encuentro, una solución