Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

15 de diciembre de 2014

¿Qué es aquello que quieres mejorar? Método GROW en acción


Todo empieza con una pregunta pertinente o inteligente; ¿qué es aquello que quieres mejorar? Es sencilla, directa, suficientemente abierta para que provoque reflexión y lo suficientemente precisa y cerrada para poder contestarla bien.

A partir de esta pregunta iniciamos el método (o proceso) GROWEs un método sencillo en su aplicación aunque requiere constancia. De nada nos sirve que nos demos cuenta de lo que nos falta para llegar al objetivo que nos planteamos, ni tampoco que sepamos lo que tenemos que hacer para conseguirlo, si decidimos postergar, procrastinar las cosas, darle poca importancia, o bien si no le ponemos ganas a lo que queremos conseguir. Es una actividad similar sl ejercicio físico. Hay que cambiar de hábitos de trabajo.

Tal y como nos dice el método GROW (crecer) estructurado en cuatro fases:
  • Goal (meta)
  • Reality (realidad)
  • Options (opciones)
  • Will (voluntad/compromiso)
Al trabajar a través de estas cuatro fases, el modelo GROW aumenta la conciencia de las propias aspiraciones del individuo, una mayor comprensión de su situación actual, las posibilidades que se les abren, y las acciones que podrían llevar a cabo para alcanzar sus metas personales y profesionales. 

Es a través del establecimiento de metas específicas, medibles y alcanzables, y un calendario realista para su logro, el método GROW promueve con éxito la confianza y la auto-motivación, lo que lleva a una mayor productividad y satisfacción personal. De otra forma, el método GROW proporciona una camino para que el individuo, con la ayuda de un facilitador, logre sus objetivos, cambie su comportamiento o hábito o bien alcance su meta.
¿Cual es la estructura del método GROW?
En primer lugar, ¿Cuáles son sus Objetivos? (GOAL) La finalidad en esta fase es identificar lo que la persona quiere lograr (su objetivo o meta). Recordemos que un objetivo tiene que  ser lo más específico posible, medible, oportuno, alcanzable y realista.


La primera pregunta que se deberá hacer es, ¿qué es aquello que quiere mejorar? y plantearse un objetivo específico. Aquí lo que se pretende es lo siguiente:

  • Que se comprendan los principales objetivos y aspiraciones.
  • Que se identifiquen las metas u objetivos finales y objetivos de progreso que ha de alcanzar en el camino.
Para ayudar a definir y establecer esa meta a alcanzar, el facilitador tendrá que realizar preguntas pertinentes:



¿Cuál es el reto?, ¿cuál es el objetivo?, ¿en qué se beneficiaría si lo cumpliera?, ¿cómo se sabrá si ha alcanzado su meta? ¿En cuánto tiempo se piensa alcanzar?, ...

Si nos fijamos lo que se persigue es acordar el tema a discutir y los objetivos específicos para la sesión y clarificar el resultado deseado de la sesión.

Por este motivo vuelven a aparecer a escena las preguntas pertinentes:
¿Sobre qué te gustaría discutir?, ¿qué te gustaría lograr en esta sesión?, ¿qué te gustaría que fuera diferente cuando acabe esta sesión?, ¿podemos hacer eso en el tiempo que tenemos disponible?

En segundo lugar, ¿Cuál es la Realidad? (REALITY) En esta fase el facilitador ayuda a que la persona vea con claridad y precisión su situación real (en lugar de lo que pensaba o imaginaba). A menudo puede hacer que la solución se vuelva evidente y directa.

Se evalúa la situación actual, en cuanto a las medidas adoptadas hasta el momento y se invita a la evaluación; Por ejemplo a través de las siguientes cuestiones: ¿Qué has hecho antes para mejorar en esa situación?, ¿en qué ocasiones te has aproximado a lo que quieres?, ¿qué te hace falta probar?, ¿qué has intentado hasta ahora? 


Y a continuación se explican los resultados y efectos de las acciones realizadas con anterioridad, ofreciendo ejemplos concretos.

Aquí se pueden añadir las siguientes cuestiones de refuerzo: ¿cómo sabes que esto es correcto?, ¿con qué frecuencia ocurre esto?, ¿qué efecto tiene esto? ¿Qué otros factores son pertinentes? ¿Cuál es la percepción de X de la situación?

Este paso nos ayudará a comprender cuales son los obstáculos tanto internos como externos así como las limitaciones a superar o las áreas de oportunidad a trabajar.

La finalidad es tener respuestas a: ¿Cuál es tu situación actual? ¿Qué te falta para alcanzar tu reto? ¿Qué dificulta tu camino? ¿Por qué crees que no lo has logrado?

En tercer lugar, ¿Cuáles son las Opciones? (OPTIONS)
Una vez que sepa dónde se encuentra y dónde desea ir, el siguiente paso es explorar qué opciones tiene para llegar allí. El método GROW a menudo visto es como un mapa con un punto de partida (realidad actual) y un punto final (meta) con diferentes opciones para la ruta para llegar ahí.

Y ¿qué es lo que queremos conseguir? Sencillo, lo siguiente:

  • Identificar las posibilidades y alternativas de acción. Ello se realiza mediante esquemas y preguntas de lo que se ha hecho y aún no se intenta.
  • Identificar de todas las opciones la que más se ajuste a nuestras posibilidades o bien la que presente menos obstáculos.
  • Garantizar que se elije una opción y se aplica.

Aquí la batería de preguntas podrían ser ... ¿Qué opciones tiene? ¿Qué alternativas existen a ese enfoque? ¿Quién podría ser capaz de ayudar? ¿Cuáles son los pros y los contras de esa opción? ¿Qué factores tiene que tomar en cuenta? ¿Quieres que te dé sugerencias? ¿Existen otras alternativas que podría considerar? ¿Qué opción prefiere?

Y en cuarto lugar, ¿Qué acciones se llevarán a cabo?  WILL (Voluntad)  
Ya conocemos el punto de partida, la meta, y el camino para llegar. Sin embargo, para tener éxito, también se debe poseer la voluntad (Will) de recorrer dicho camino y realizar la llamada a la acción (way forward) Hay que estar comprometido.
Es importante entonces ...
  • Conseguir un compromiso de actuar
  • Identificar los posibles obstáculos
  • Planificar acciones detalladas en un marco de tiempo
  • Acordar qué tipo de apoyo se le dará
  • Acordar el formato del seguimiento y el reconocimiento al esfuerzo y los resultados.
Aquí lo relevante es hacerse este tipo de cuestiones: ¿Cuándo empezará? ¿Qué se necesita para iniciar el camino? ¿Cuándo va a hacer qué? ¿Cuáles son los próximos pasos? ¿Cómo medirá sus avances? ¿Qué podría interponerse en el camino? ¿Qué hará para superar los obstáculos que se puedan presentar? ¿Qué apoyo puede necesitar? ¿Cómo y cuándo puede obtenerse ese apoyo?
Y como conclusión la clave de este método es la disciplina, la reflexión, la autocrítica, la constancia y a veces alguna ayuda externa. 


Un encuentro, una solución