Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

13 de abril de 2016

Cómo diseñar un caso de éxito o fracaso


Un recurso que se suele utilizar en las acciones de formación (y e algunas presentaciones de empresa/producto) es el caso; ya sea éste de éxito o de fracaso. Lo relevante es el proceso.

¿Cual es la finalidad?
La realización de casos de estudios ya sean de éxito o fracaso buscan en relativamente poco tiempo presentar una situación por lo general que haya sido sufrida (o vivida) como problemática y nos expliquen cuáles han sido las acciones realizadas, el resultado de éstas y lo que se ha aprendido. 

Al final del caso se deja que el "alumno" evalue con la información de que dispone si la situación fue resuelta con éxito o no indicando sus motivos.

¿Cómo se estructura?
Tiene el siguiente esquema:

  1. Introducción; se destacan los objetivos del ejercicio y sus beneficios. Se presentan a los protagonistas.
  2. Situación; se describen con detalle los hechos que caracterizan una determinada situación que esté relacionada con la competencia o habilidad a formar/desarrollar. Con esta información los alumnos pueden realizar un sencillo y rápido diagnóstico de la situación.
  3. Enfoque; el caso nos plantea qué acciones se planificaron y ejecutaron para que el alumno lo discuta en grupo acerca de la idoneidad o no de las actividades y su resultado previsible. En este punto, el grupo debe predecir el éxito o fracaso de las acciones que el caso les propone y las argumenta. 
  4. Resultado; se presentan cuáles fueron los éxitos o fracasos y sus motivaciones.
  5. Evaluación; se realiza un juicio de valor acerca de lo que se debería o no haber hecho y porqué se hizo o se dejo de hacer.
  6. Lecciones aprendidas; finalmente se debe realizar una conclusión con lo que se ha aprendido del caso/situación.

Esta estructura o esquema es relativamente sencillo y rápido de crear y sobretodo debe estar extraído de la realidad más cercana de los asistentes a la formación. 

Es altamente recomendable que en la práctica diaria de los proyectos que una organización emprende se incluya una acotación acerca de si es un caso de éxito o fracaso para que a posteriori todos puedan aprender de la experiencia. 

Este es un rescurso potente, sencillo y fácil de implantar que practicamente nos resuelve muchas situaciones de aprendizaje. Tan sólo hay que dedicarle tiempo a aprender de nuestra propia experiencia. ¿Lo ponemos en practica?

Un encuentro, una solución