Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

8 de agosto de 2017

¿Por qué un encuentro, una solución?

Un encuentro, una solución. si os habéis percatado firmo siempre mis artículos con esta frase. Resume, desde mi punto de vista, mi actuación. Una visita, un encuentro efectivo y una propuesta de trabajo, de solución al aprendizaje en habilidades.

¿En qué consiste un encuentro, una solución?
En esta primera reunión que solicito a mis cliente asisto como oyente; ya se sabe que lo más importante en la relación comercial es saber escuchar y también a hacer preguntas pertinente. Y eso es lo que hago. 

Preparo la visita con preguntas pero he ido poco a poco aprendiendo a escuchar acerca de cómo organizan la formación, qué inconvenientes les aparecen, ... conocer los motivos por los cuales no se "invierte" en la formación en habilidades (directivas, comerciales, de productividad, sociales-relacionales), en por qué no se cree (algunos cliente así me lo han manifestado) en este tipo de formaciones, en por qué quieren hacer -por ejemplo- un "cursillo" (como odio esa palabra) de liderazgo o de técnicas de venta (¡en tan sólo 16 horas o menos!)

En esos 30-40 minutos que suele durar el primer encuentro, suelo hacer dos cosas: recopilar información acerca de necesidades, expectativas, prácticas, ... y sugerir formatos de intervención. Mi objetivo está claro; conocer, conocer y sugerir (al final).

¿En qué se estructura mi sugerencia?
  • Módulos de formación cortos, prácticos. Basados en "cómo hacer ..." (algunos lo interpretan como recetas de intervención)
  • Implantación de la sesión 0 para conocer expectativas de los asistentes, conocer su grado de conocimiento previo (por ejemplo utilizamos el modelo Pre-In-Post-Trans) Este enfoque lo comentaremos en otro artículo. 
  • Acompañar la acción de formación presencial con actividades tutorizadas en un entorno de colaboración que refuercen lo aprendido en el grupo.
  • Anexos con documentación específica; lecturas, artículos, libros, videos, y pronto "webinars"
En fin, la finalidad es que con la inversión de 30-40 minutos el potencial cliente se lleve una propuesta de colaboración y a veces con una prueba piloto para "probar" el producto.