Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

18 de septiembre de 2017

Aprendiendo a manejar los conflictos (1)


El conflicto. Lo odiamos, lo evitamos siempre que podemos pero siempre está ahí.Forma parte de nuestra vida y relaciones. Además los hay de todo tipo. Internos, latentes, enmascarados, institucionalizados, endémicos y hasta a veces inexistentes. De haberlos, haylos.

¿Y cómo los tenemos que manejar?
En primer lugar se debería entender la diferencia entre un conflicto y un problema.
El problema; pone énfasis en la objetividad. Es cierto que produce molestias, quejas e incomprensión que se produce por un hecho pero tarde o temprano, con coste o sin él, se solucionan.

El conflicto; Pone énfasis en la subjetividad. Es un desacuerdo entre las partes, un enfrentamiento por algún motivo; es decir, hay que llegar a un acuerdo.

En segundo lugar, es la percepción que tenemos del conflicto. Esta percepción suele ser negativa. No queremos al conflicto. Lo evitamos, lo negamos, lo rechazamos, ...

Pero, ¿Por qué percibimos como negativo un conflicto?
  • porque lo relacionamos con la forma en la que habitualmente hemos visto que se suelen enfrentar o “resolver”. 
  • porque enfrentar un conflicto significa “quemar” mucha energía y tiempo. 
  • porque la mayoría sentimos que no hemos sido educados/as para enfrentar los conflictos de una manera positiva y que, por tanto, nos faltan herramientas y recursos. 
  • porque se relaciona el concepto de conflicto con el de violencia. 
  • porque tenemos una gran resistencia al cambio.
Y en tercer lugar, la evidencia que el conflicto tiene una estructura que hay que reconocer; consta de tres partes (elementos) que se retroalimentan. Son los siguientes:
  • Las personas
  • El problema
  • El proceso
Cada uno de estos elementos (personas, problema y proceso) tiene a su vez algunos factores que debemos también reconocer su rol en el conflicto. A saber:

Las personas
  • los actores
  • la dinámica del poder en la relación
  • la percepción del problema
  • las emociones y sentimientos
  • la posición
  • los intereses
  • los valores y principios
El proceso
  • La dinámica del conflicto 
  • La relación y la comunicación 
  • Los diferentes estilos de enfrentamiento al conflicto
El problema
  • Descubrir el "meollo" del problema
  • Analizar los recursos existentes

Estos son los tres elementos clave para entender la dimensión del conflicto siguiendo el modelo de Jean Paul Lederach.

Un encuentro, una solución