Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 de noviembre de 2017

Se precisa formador senior...


Buena oferta, ¿verdad?
Se precisa formador en habilidades senior. Cuando la leí hasta me emocioné. 

Por supuesto que obvio detalles acerca de la oferta, procedencia de la oferta, cliente que la publicó, ...

A lo que iba. La leí y en seguida postulé (algunos se empeñan en llamarlo "aplicar").
A través de una conocida plataforma envié mi solicitud y esperé a que el proceso se iniciara. 

En paralelo al conocer la empresa indagué (como buen profesional) y recopilé información acerca de la empresa y las personas potencialmente clientes míos. Los encontré y evidentemente les envié una invitación personalizada explicando mis motivos por tenerles entre mis contactos. Hasta aquí bien. 

Espero pacientemente alguna respuesta. No la hay. 

Pienso que si me quiero dar valor voy a interesarme por la situación del proceso y durante ese proceso, ¡oh!, casualidad. Me aceptan la invitación.

Acto seguido respondo agradeciendo el detalle de que me hayan aceptado la invitación y solicito información acerca del proceso de selección de proveedor (recuerdan lo de "se precisa formador senior...") no hay respuesta inmediata. Sigo esperando.

Empiezo a dudar si la oferta es tan urgente como dicen o bien tienen mucho trabajo de selección y esta oferta no hay mucha presión por parte de su cliente. Sino son candidatos a mi curso de productividad.

Como soy o me considero una persona afortunada mis deseos se cumplen. Recibo una respuesta a través de Linkedin en el que me agradecen que participe en el proceso de selección de proveedor y me comentan:

-Gracias por tu interés. ¿Podrías hacernos llegar tu CV?

Contesté:
-Por supuesto aunque también tienes a tu disposición el detalle de mi perfil en Linkedin (suelo publicar artículos en mi blog y subo publicaciones ...) Me pregunto, seguro que no lo lo habrá leído.

Responden:
-Nos gusta tener más el CV de nuestros potenciales candidatos.

Bien. Cuestión de prácticas en la gestión de los procesos de selección. (Siguen siendo potenciales candidatos de mi curso de productividad y además de mi programa OutPolis de consultoría de procesos de RR.HH.)

Al indagar veo que mi potencial cliente o contratador tiene en su perfil de Linkedin un teléfono móvil (ya disponía del teléfono de la empresa) Esta es la mía. pensé y sin dudarlo lo llamé. Transcribo parte de la conversación.

-Cliente: Y cuéntame algo de tu experiencia (pregunta amplia pero para que me conozca le comento mi experiencia)
-Cliente: Veo que tienes muchas experiencia, posiblemente excesiva. No sé si nos interesaría.
-Àlex: ¿A qué te refieres con mucha experiencia? y ¿Con qué comparas para afirmar que mi experiencia es excesiva?
-Cliente: ¡Hombre! Es evidente! Aunque no lo quería decir, eres mayor para lo que queremos.
-Àlex: Soy mayor, es evidente. No lo puedo ocultar (ni tampoco quiero). Pero, corrígeme si me equivoco, ¿no buscáis un formador senior?, con amplia experiencia en ... (omito los detalles)
-Cliente: Sí, pero tu tienes mucha. Y ...

Siguió la conversación pero por mi parte le dejé claro que tampoco había más interés. En resumen que soy muy senior. Y destaco que buscaban a un formador para impartir un curso de 20 horas según ellos urgente y con amplia experiencia. Santa paciencia.








Un encuentro, una solución